Senda ecológica familiar Sendero Vivo

familia

Desde la senda ecológica para familias Sendero Vivo se han puesto en contacto con nosotros para darnos a conocer sus actividades. Pensamos que con la llegada del otoño os puede resultar de interés, si queréis realizar actividades al aire libre en familia, en contacto con la naturaleza.

Sendero Vivo es una senda ecológica, situada en Navalagamella, donde los visitantes hacen un recorrido por el encinar de Madrid, van encontrándose con diferentes especies animales silvestres en libertad, que aparecen a escasos metros de ellos, visitan poblados prehistóricos y conocen cuál ha sido el paso del hombre, desde la prehistoria, hasta nuestros días, realizan distintas actividades, talleres y juegos, etc. Hay desarrollados dos recorridos, que se detallan a continuación. No obstante, en este folleto informativo y en la página web figura toda la información.

En la senda de largo recorrido, pensada para niños a partir de seis años y adultos, los visitantes conocen cuál ha sido la evolución del hombre, desde el paleolítico, hasta nuestros días, y cómo ha influido en el medioambiente. Visitan un poblado paleolítico, donde ven pinturas rupestres, aprenden cómo se hacía fuego, cómo se construían las lanzas, cómo se cazaba, ven un abrigo rocoso, un embudo de caza, etc. Visitan un dolmen y aprenden cómo se construían y con qué fin. Entran en un poblado celta, donde visitan una tumba, una cabaña, juegan a los bolos celtas, aprenden el modo de vida de este pueblo, etc. Ven una baña de jabalíes, donde encuentran mandíbulas de jabalíes y se les enseña su utilidad y estructura. Ven diferentes cuevas, de zorro, de lince, de lobo, etc., un cortado con nidos de abejarucos, colmenas, etc. Visitan un nido de milano negro y entran en un hide de fotografía, desde el que se les enseña su utilidad y cómo se fotografía desde allí al milano… Entre medias, van apareciendo diferentes animales en total libertad, que se van cruzando por delante de los niños, un búho real, un muflón, un milano negro, un zorro, una lechuza, un cernícalo, etc., y los niños aprenden numerosas características y curiosidades de cada uno de ellos. Se les van enseñando diferentes curiosidades de las plantas que van encontrando a lo largo del recorrido, sus usos medicinales, el aprovechamiento que ha hecho el hombre de las mismas, cómo se defienden de los animales, etc. Asimismo, los niños van realizando diferentes juegos y actividades relacionadas con los distintos puntos de interés.

En la senda infantil, pensada para los pequeñines hasta los seis añitos, los niños entrenan los diferentes sentidos, a través de la realización de actividades y juegos relacionados con cada sentido y el entrenamiento de cada uno en la mesa del sentido correspondiente. Aparte de esto, los niños ven diferentes animales salvajes en libertad, como por ejemplo, el búho real, que aparece ante ellos cuando están entrenando el sentido de la vista, y se les enseñan las diferentes características del búho, cómo es su visión, sus plumas, su sentido del oído, etc. Por último, los niños realizan un juego de pistas que les conducirá a encontrar a uno de nuestros animalitos, nuestra zorrita Luna.

Otoño y primavera son las épocas más demandadas para visitar la senda.

Sendero Vivo nació con vocación de inculcar, a grupos escolares, valores y respeto hacia la naturaleza y el medio en que vivimos, pero la demanda de particulares y AMPAS ha hecho que abriera sus puertas a familias, hace apenas unos meses.

Más información en: www.senderovivo.es

Comments are Closed