Carta del Club Deportivo. Marzo 2017

circulares

Queridas familias,

Desde el AMPA y el Club Deportivo nos ponemos en contacto con vosotros para recordaros algunas cuestiones importantes para quienes asistís a los entrenamientos y a las competiciones deportivas de vuestros hijos:

Las actividades deportivas, impliquen o no participar en alguna competición, forman parte de la oferta pedagógica extraescolar del centro no sólo como pasatiempo para nuestros hijos, sino porque fomentan en ellos una serie de virtudes y de hábitos de vida saludable que redundan en su beneficio y en el de las personas de su entorno.

La deportividad, el esfuerzo, la disciplina, el orden, el compañerismo, el respeto a las reglas, la empatía frente al adversario, el trabajo en equipo, la capacidad de sacrificio por los compañeros, el deseo de mejorar, la capacidad de asumir la frustración, aprender de los fracasos para mejorar en el futuro, fomentar la autonomía y responsabilidad personal, acostumbrarse a preferir una diversión sana, o mantener hábitos de ejercicio y alimentación saludables son algunas de esas virtudes que el deporte infunde en los niños y niñas, mientras ellos disfrutan, se divierten y se lo pasan bien con sus amigos.

Los entrenadores de las distintas áreas deportivas se esfuerzan por enseñar a nuestros hijos no sólo un conjunto de técnicas y normas, sino estos principios y valores.

Por eso, os rogamos que, si por cuestiones prácticas tenéis que estar cerca de las canchas durante los entrenamientos: os abstengáis de intervenir en el trabajo de los entrenadores, dar indicaciones a vuestros hijos, ni mucho menos criticar las técnicas del entrenador. Durante las competiciones, la única participación que deberían tener las familias es la de dar ánimos a nuestros pequeños deportistas, sin criticar a los rivales, a los árbitros, al entrenador, o a otros compañeros menos hábiles.

Las actividades deportivas del colegio no son las de un Centro de Alto Rendimiento, y están pensadas, sobre todo, para que nuestros hijos se diviertan y disfruten, no para que se vean sometidos a la presión de tener que rendir como profesionales del deporte.

El ejemplo que con nuestro comportamiento demos a nuestros hijos cuando les acompañamos a sus actividades deportivas será mucho más determinante que cualquier consejo. Os invitamos a que, respetando estas pautas, disfrutéis viendo disfrutar a vuestros hijos.

 

Comments are Closed